Blog de Viajes

Empieza la temporada baja: descuentos y destinos con poca gente !!!

A continuación, les contamos las ventajas de organizar un viaje en la temporada baja.

Precios más bajos. Por supuesto, las tarifas de los vuelos y alojamientos se encuentran en el primer lugar del listado de ventajas. Porque basta con buscar un aéreo o intentar reservar un hotel para fines o mediados de año para advertir que los precios son hasta un 30% más elevados: en esas semanas hay una gran demanda de turistas, no sólo en la Argentina sino en todo el mundo, que prefieren esas fechas al abarcar una temporada vacacional general.Si la agenda lo permite, viajar en temporada baja resulta bastante más económico. Y si es posible elegir ciertos días específicos de la semana, mejor aún. Por ejemplo, los pasajes aéreos para volar los viernes y sábados  suelen ser más caros (tanto de ida como de vuelta), mientras que los domingos son los preferidos por la mayoría para volver de las vacaciones y retomar el lunes su trabajo o estudios.Es por eso que se suele recomendar viajar los martes y miércoles, cuando el tráfico aéreo es menos intenso y los aeropuertos están más vacíos

 Descuentos y atracciones gratis. Si ya tienen un plan armado de visitas, una vez que lleguen a destino, les conviene averiguar qué otros atractivos pueden conocer en los alrededores. Muchos de esos lugares son gratuitos y cuentan con actividades variadas para disfrutar.Para tener en cuenta: en las temporadas bajas, algunos museos ofrecen promociones especiales o accesos gratuitos en ciertos horarios y/o días de la semana.

 Más tiempo y menos colas. Durante la temporada baja, la mayoría de la gente está trabajando y los más chicos se encuentran en la escuela o la universidad. Por ese motivo, al llegar al destino elegido -en especial, si se trata de un lugar turístico- no será necesario perder tantas horas haciendo largas colas para comer o entrar a los museos, las iglesias y los principales monumentos.Justamente, es una buena época para hacer un viaje donde se pueda apreciar, con más tiempo, cada plaza, galería de arte o paisaje, interiorizándose más en la historia del lugar visitado.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.